Musichi, un pueblo wayuu con niños sin educación, alimentación y agua

Niños wayuus recibieron a la delegación de Medellín con banderas de Antioquia.


La delegación de la Misión Guajira Humanitaria visitó la comunidad de Musichi este domingo 21 de mayo. Fueron recibidos por niños wayuus, quienes bailaron la yonna, un baile tradicional.
Los niños vestidos con trajes étnicos tejidos, cortos, un sombrero y las niñas con mantas (vestido largo) y sus caritas pintadas fueron el escenario de recibimiento al son de tambores tradicionales en una mañana cálida, bajo un reluciente sol.
Una pancarta en la que los niños wayuu plasmaron, “Bienvenidos hermanos docentes de Medellín a nuestra tierra Guajira”. En su lengua wayuu se  escribe así, Antushijla wawalayü ekirajulikana Medellín solu woumainpa wajira.
Quedó demostrado que los niños wayuus aman a quienes le demuestran amor.
Se realizaron competencias, culminó con una lucha  simbólica representada por los niños wayuus.
La autoridad tradicional, señor, Mayor Epieyu, autoridad de Urraichirrapa recibió con mucho agrado a la delegación de Medellín y les solicitó ayuda para los niños.
Anaofelia Rosado Gómez,  directora del centro etnoeducativo Maracarí señaló que los niños no tienen alimentos, transporte, agua y los docentes no están vinculados.  
Wilson Epieyu, gestor comunitario, describe que 110 familias están sin empleo alguno desde la paralización de la salinera,  5 profesores sin empleo por falta de contratación y más  de 90 niños sin educación, alimentos, agua y Transporte.
“No hay agua. Pedimos ayuda la administración municipal”.
Otro grave problema en la ranchería es que sus padres no tienen ningún empleo, debido a la falta de invierno, la cosecha de sal está paralizada y no poseen implementos de pesca.



Los niños no tienen educación porque no contratan a los docentes. El municipio se ha cerrado por la toma de Salinifera por problemas con el sindicato. No hay empleos y los padres de familias no tienen.
La explotación de sal pero no hay invierno, entonces no hay cosecha.

Niños desesperados
Los niños wayuus estaban desesperados por comer el único alimento del día domingo 21 de mayo, el Vitamiel (alimento donado). La multitud de niños escolarizados se apoderó del pequeño  comedor en Musichi. Todos sentados en el suelo esperando con ansias el único y plato de comida de día.
Los docentes atendieron a cada niño con un poquito de comida para que rindiera. Hasta sus padres hacían fila con la esperanza de comer o tomar agua, este último líquido vital, no existe.
Así culminó la jornada de este domingo en Musichi. Una realidad donde niños wayuus crecen sin educación, sin alimentos y sin una esperanza de vida.

María Iguaran
Periodista wayuu

@marigmadys

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tortas Maria Luisa en Medellin ricas